lunes, 9 de abril de 2012

Imagina.

Imagínate a un señor con el pelo blanco y largo, con una barba igual de larga y del mismo color, vestido con un mono azul y sentando en medio de sus ovejas. Ahora imagínate a Chamán corriendo detrás de las ovejas. Imaginame viendo como el viejo le lanza una silla de madera a Chamán mientras yo me muero un poquito. Ok.

 A excepción de lo anterior, hoy fue un buen día.



Cerezo en flor

Chamán y Durban

I'm not done

Tiempo