miércoles, 28 de noviembre de 2012

Las patas de Chamán. Tiene una forma muy cómica de estar quieto, muy a lo Chaplin. 

Momento de contemplación en medio de la naturaleza, un té bien caliente y ganas de escribir algunas cavilaciones.

Casa abandonada en el centro del pueblo, tiene unas ventanas que me hacen querer ver dentro. Entrar.

Random I

Random II