lunes, 12 de diciembre de 2011

Kepler-22b

Kepler-22b es el primer exoplaneta encontrado en la zona habitable y podría ser un planeta con vida ya que puede que presente todas las condiciones para ello, como agua, y temperatura y atmósfera adecuadas.
Fue descubierto durante la misión espacial del satélite Kepler. El planeta se encuentra a 600 años luz de distancia, tiene 2,4 veces el radio de la tierra y orbita su sol en 289 días.



Por el momento, se desconoce la composición de su masa y superficie. Si su densidad fuera parecida a la de la Tierra (5515 g/cm3) su masa equivaldría a la de 13,8 Tierras, mientras que la gravedad de la superficie sería 2,4 veces mayor que la de nuestro planeta. Si el planeta Kepler-22b tuviera la densidad del agua (1 g/cm3) entonces su masa sería 2,5 veces la de la tierra y su gravedad sería de 0,43 veces la nuestra. El planeta podría entrar a la categoría de los planetas conocidos como supertierras, dependiendo cuál sea su masa actual.

Brillante. Este tipo de noticias son las que me hacen pensar en que no todo está tan perdido después de todo,  el ser humano sigue descubriendo, sigue buscando.

Al considerar la idea de encontrar vida inteligente algún día, en algún planeta, nuestra concepción de "el encuentro con extraterrestres" sería en ese caso, todo lo contrario al que siempre imaginamos. Seriamos nosotros los invasores, los violentos, los que van en busca de algún elemento y dispuestos a matar por el. Y es que, según el concepto popular que se tiene sobre algún posible encuentro con seres de otro planeta, muestran a esta especie "invasora" con todas las cualidades malignas, propias de los seres humanos.

Mi teoría es que la violencia es un tipo de conducta en la que no hemos evolucionado, posiblemente por ser el único medio por el que drenamos nuestra agresividad de manera más rápida y fácil (somos facilistas por naturaleza). Es un instinto cavernícola. Para mí, un ser mucho más inteligente y avanzado que nosotros, no practica la violencia... es más, no la conoce.

En todo caso, hemos encontrado la manera de combinar el instinto de la curiosidad con la capacidad de inteligencia, un punto a nuestro favor. Y dejando las teorías de lado, les dejo este enlace que encontré sobre el tema. Para el que quiera informarse mejor: Eureka

¡Hasta el próximo lunes!